Aprobado el Reglamento para aplicación del criterio de caja en el IVA


mod 303El pasado viernes, 25 de octubre, se ha publicado el Reglamento que regula la aplicación del IVA de caja. Será a partir del 1 de enero de 2014 cuando las empresas podrán acogerse a esta norma que les permitirá declarar el IVA en el momento en que se cobren las facturas y no como hasta ahora por la fecha de emisión

Se establece el plazo en el que el sujeto pasivo podrá solicitar la aplicación de este régimen, que será  o al inicio de la actividad o en el mes de diciembre anterior al año en el que ha de surtir efecto al igual que la renuncia al mismo. La aplicación de este criterio será voluntaria y que una vez adoptado vinculará por un período de tres años. Los autónomos y empresas que inicien su actividad podrán acogerse al régimen en ese momento.

Para poder tributar por IVA de caja, el volumen de negocio de la empresa no podrá superar los dos millones de euros, o un prorrateo de ese importe en caso de que la empresa haya iniciada la actividad durante ese año natural, por lo cual podrán optar por este criterio un elevado número de PYMES de nuestro país. Del mismo modo, el régimen no se podrá aplicar cuando el total de cobros en efectivo que se realice respecto de un mismo destinatario supere los cien mil euros anuales. Aquellos que superen estos límites quedarán excluidos en el ejercicio siguiente a que se haya producido esa circunstancia, pero podrán volver a aplicar el IVA de caja en ejercicios sucesivos, si no exceden las cuantías señaladas.

Los que se acojan a este régimen tendrán mayores obligaciones de información a efectos tributarios. En los libros registro de facturas emitidas y recibidas deberán anotar las fechas de cobro o pago de las mismas y el medio utilizado, indicación igualmente de la cuenta bancaria o del medio de cobro o pago utilizado que pueda acreditar el cobro o pago parcial o total de la operación. Del mismo modo, en lo que respecta a las facturas emitidas de ventas o prestaciones de servicios, deberán hacer constar de manera fehaciente que tributan por el criterio de IVA de caja.

En las operaciones a las que sea de aplicación este régimen especial el Impuesto se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos o si este no se ha producido, el devengo se producirá el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación, por tanto independientemente que no se haya cobrado la factura se tendrá que devengar como máximo al año siguiente de emitirse la factura.

Este criterio de caja afectará al resto de empresas aunque no este acogido a este criterio, ya que una empresa acogida al criterio de caja obliga a los destinatarios de sus facturas a utilizarlo también, aunque aquellos declaren según el criterio de devengo. En este caso, el destinatario deberá realizar sus liquidaciones del impuesto utilizando ambos sistemas al mismo tiempo.


 

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies