El problema de la prestación por cese del autónomo y la figura del TRADE


Es un hecho que no solo reconocen las asociaciones de autónomos sino el propio Gobierno que es necesaria la reforma de esta prestación por su escaso resultado, como dato el 70% de las solicitudes a esta prestación han sido rechazadas, el motivo en la mayoría de los casos unos requisitos excesivamente restrictivos, sólo hay un segmento de “privilegiados” que tienen una mayor facilidad de acceso que son los TRADE o trabajadores autónomos dependientes por ser más fácil su acreditación.

Desgraciadamente lo que viene a ser habitual en la actividad empresarial es que a pesar de los años que lleva ya regulada la figura de los TRADE, haya autónomos que pueden considerarse como tales pero no lo están bien por desconocimiento o incluso por que la empresa no desea reconocérselo.

Por ello vamos a detallar que se considera trabajador autónomo económicamente dependiente, sería aquel trabajador autónomo que realiza su actividad económica o profesional para una empresa o cliente del que percibe al menos, el 75 por ciento de sus ingresos.

Los requisitos que tiene que cumplir un autónomo económicamente dependiente son los siguientes:

  • No tener trabajadores a su cargo, ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros.
  • Disponer de material y recursos propios para ejercer la actividad.
  • Percibir una contraprestación económica en función del resultado de la actividad, de acuerdo con lo pactado con la empresa.
  • Realizar su trabajo de manera diferenciada con los trabajadores por cuenta ajena de la empresa.
  • Desarrollar la actividad bajo criterios organizativos propios, sin perjuicio de las indicaciones técnicas de carácter general que pueda recibir de la empresa.

En ningún caso se consideran TRADE y por tanto están excluidos de esta definición:

a)      Los titulares de establecimientos o locales comerciales e industriales y de oficinas y despachos abiertos al público.

b)      Y los profesionales que ejerzan su profesión conjuntamente con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho.

Para regular la relación entre el trabajador y su cliente, se tiene que formalizar un contrato siempre por escrito y registrarse en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal que corresponda, en el plazo de los diez días hábiles siguientes a su firma, comunicando al cliente dicho registró en el plazo de 5 días hábiles siguientes al mismo, este registro no tiene carácter público. Si han transcurrido 15 días hábiles desde la firma del contrato y no se ha producido el registro, el cliente será el encargado de hacerlo…

El trabajador dependiente, deberá hacer constar expresamente en el contrato su condición de dependiente económicamente, respecto del cliente que le contrato, el cliente podrá requerir al TRADE la acreditación del cumplimiento de las condiciones establecidas.

El autónomo dependiente tendrá que darse de alta como autónomo, incorporando además de la cobertura de Incapacidad Temporal, la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social.

Se presumirá celebrado por tiempo indefinido, sino se fija una duración o un servicio determinado o se pruebe su carácter temporal.

No se establece una jornada máxima en cómputo anual, no se limita el número de horas ordinarias durante las cuales se debe desarrollar la actividad profesional, ni tampoco se fija un descanso mínimo ni obligatorio entre jornadas.

Se establece expresamente para el trabajador autónomo dependiente que tiene derecho a una interrupción anual mínima de su actividad de 18 días hábiles. Este régimen puede ser mejorado mediante contrato entre las partes o mediante acuerdos de interés profesional.

Igualmente se podrá determinar la cuantía máxima de la jornada de la actividad. Será voluntaria la realización de tiempo superior al pactado, este no podrá ser superior al 30% del tiempo ordinario de actividad.

La actividad profesional puede interrumpirse de forma justificada, bien por las causas fijadas válidamente por las partes en el contrato, o bien por las causas establecidas expresamente en la norma, siendo las siguientes:

– Mutuo acuerdo de las partes

– La necesidad de atender responsabilidades familiares urgentes, sobrevenidas e imprevisibles.

El contrato se extinguirá cuando se den algunas de las siguientes circunstancias:

  • Mutuo acuerdo de las partes o cuando se den causas válidamente establecidas en el contrato.
  • Muerte y jubilación o invalidez que sean incompatibles con la actividad profesional que se desarrolla.
  • Por voluntad del Trade fundada en incumplimiento contractual grave del cliente.
  • Por voluntad del cliente con causa justifica o  por desistimiento del Trade, en cuyos casos debe existir preaviso o hacerse conforme a los usos y costumbres.
  • Por decisión de la trabajadora autónoma económicamente cuando sea vea obligada por ser víctima de violencia de género.
  • Cualquier otra causa legalmente establecida.

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.