Nuevo sistema de pagos y cobros bancarios: SEPA.


El origen de esta artículo nace de una llamada que recientemente realice a un director de banco de un cliente para que me explicara si disponían en su entidad de algún fichero que adaptara las actuales remesas a los nuevos formatos SEPA, su ignorancia en este tema tan básico y de tanta actualidad en los negocios, me llevo a plantearme esta entrada en nuestro blog intentando explicar de forma resumida que es el SEPA, de qué manera afecta a las empresas y autónomos, cuáles son las ventajas y los principales cambios que trae a los que como empresarios debemos enfrentarnos.

¿Qué es el SEPA?

SEPA (Single Euro Payments Area) es una zona en la que consumidores y empresas pueden realizar cobros y pagos, dentro y fuera de las fronteras nacionales, en las mismas condiciones básicas y con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del lugar en que se encuentren, una mejora en la posibilidad de la internalización de las empresas sobre todo de las PYMES y autónomos.

Componen la SEPA los 27 Estados Miembros de la Unión Europea, junto con Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Mónaco. Los países europeos que utilizan una divisa diferente al euro también adoptarán éstos instrumentos para los pagos en euros antes de finalizar 2016, por lo que las transacciones se verán claramente simplificadas.

A partir de febrero de 2014, será obligatoria la utilización de instrumentos de pago SEPA, sustituyendo a las transferencias y adeudos nacionales.

La SEPA supone, tras la adopción del euro como moneda única, un paso más en la integración económica y monetaria en Europa. El proyecto SEPA supone, por tanto, la creación de un auténtico mercado doméstico donde exista una única forma de realizar pagos de forma eficaz, segura, sencilla y transparente.

Nuevos instrumentos de pago

Los elementos de pago afectados por la implantación de la zona única SEPA son tres:

  • Las      transferencias SEPA, que sustituyen a las actuales      transferencias nacionales.
  • Los      adeudos directos SEPA, en sustitución de las      actuales domiciliaciones de recibos españolas.
  • Las      actuales tarjetas bancarias de pago.

Para facilitar esta transferencia de fondos se ha adoptado un formato estándar internacional para identificar las cuentas de pago: el código internacional de cuenta bancaria (IBAN). Se usará, además, un código para identificar las entidades bancarias: el BIC.

Para cada instrumento de pago, se producen los siguientes cambios:

  • Transferencias: Con SEPA se      realizarán en base a los códigos BIC e IBAN.
  • Órdenes de domiciliación: Igual que ahora, para un      emisor de recibos pueda cargar en cuenta de un cliente, necesita su      autorización expresa (no cambian los que ya estaban autorizados antes). La      devolución de los adeudos se somete a la normativa de servicios de pago      (máximo de 13 meses para solicitar rectificación de operaciones      incorrectas o no autorizadas; 8 semanas para devolver recibos autorizados      cuando el importe supere el que el ordenante podía esperar razonablemente;      10 días hábiles para que la entidad devuelva los cargos o rechace la      devolución).
  • Tarjetas: La principal novedad en las tarjetas de      débito y crédito es el chip      EMV. A día de hoy, la mayor parte de las tarjetas emitidas      por las entidades españolas cuentan ya con el chip y los TPV      de la mayoría de los comercios nacionales están preparados para esta nueva      forma de pago, cuyo principal cambio es que ahora se exige teclear el PIN de la      tarjeta para confirmar la compra. De esta manera, las      operaciones son más seguras y se evitan las falsificaciones de firmas.

 ¿Principales ventajas en tu negocio?

La implantación de la SEPA supondrá que los pagos internacionales sean tan sencillos como los de ámbito nacional y esto facilitara los procesos de pagos:

  • Se      puede usar una única cuenta bancaria para operaciones de cobro y pago en      euros dentro de la zona SEPA.
  • Existe      mayor seguridad para los usuarios de servicios de pago.
  • Se      consiguen mejoras de eficiencia en los procesos de ejecución de pagos e      innovaciones que permitirán innovaciones en el ámbito de los medios de      pago (pej: factura electrónica y pagos vía dispositivo móvil).
  • Eliminación      de barreras en pagos internacionales

 ¿Cambios a realizar en tu negocio?

La creación de un mercado único de pagos supone la eliminación de las diferencias entre los pagos nacionales y los intracomunitarios, por lo que todos los tendrán las mismas condiciones, derechos y obligaciones, independientemente del área geográfica donde se realicen. Sin embargo, antes de la implantación de éste nuevo sistema, deberás realizar una serie operaciones que permitan ajustar la contabilidad y sistema de pagos de tu empresa a la nueva normativa:

1. Deberás solicitar el IBAN a todos tus proveedores, clientes o empresas con las que tengas relaciones comerciales,  sustituyendo el Código Cuenta Cliente por éste, actualizando luego los datos y ficheros contables relativos a pagos y transacciones.

2. Tendrás que adaptar tus documentos contables o comerciales, como recibos, facturas, a la nueva normativa, así como el pago de las nóminas de tus empleados vía transferencia bancaria.

3. Deberás solicitar una autorización expresa y firmada (un mandato normalizado) tanto a nuevos clientes como para adeudos a otras empresas en los que te autoricen a realizarlos.

 


 

Etiquetas: , , , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies