Obligación de informar a Hacienda sobre los BIENES SITUADOS EN EL EXTRANJERO


BOE MODELO 720El año pasado vimos como el gobierno aprobaba el modelo 720, declaración informativa de bienes en el extranjero, para este ejercicio tenemos hasta el próximo 31 de marzo de plazo para informar sobre los nuevos bienes o las variaciones que hemos tenido con respecto al año pasado. A continuación vamos a informar de forma clara y detallada las características principales de este modelo informativo:

1- ¿Qué normativa aprueba esta nueva obligación?

La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, ha introducido una nueva disposición adicional decimoctava en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, por la que se establece la obligación de informar sobre los bienes y derechos situados en el extranjero y la Orden HAP/72/2013, de 30 de enero, es la que aprueba el modelo 720 de esta declaración informativa y se determina el procedimiento para su presentación.

2- ¿Qué sujetos están obligados?

  • Las personas físicas y jurídicas residentes en España. Por lo tanto, no es una obligación exclusiva de empresarios o profesionales pudiendo afectar a cualquier contribuyente siempre que entre dentro del ámbito de la condición objetiva de declarante.
  • Los establecimientos permanentes en España de personas o entidades no residentes.
  • Las herencias yacentes, comunidades de bienes y demás entidades que carentes de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica.

En efecto, al ser contribuyentes por el IRPF español, pueden existir amplios colectivos de obligados a esta declaración como por ejemplo las personas físicas extranjeras que viven en España y son residentes fiscales en nuestro país, los nacionales españoles que son residentes fiscales en España pero que en su día residieron en el extranjero o el personal diplomático y los miembros de organismos internacionales en representación de España.

Es importante señalar que, en todo caso no estarán obligados a presentar esta declaración las personas o entidades no residentes sin establecimiento permanente en España y que tributen por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes.

 3- ¿Sobre qué bienes y derechos se informa?

Se deberá informar sobre tres diferentes bloques de bienes y derechos que estén situados en el extranjero, lo que en realidad da lugar a tres obligaciones informativas distintas:

a) Cuentas en entidades financieras

Cuentas en efectivo situadas en el extranjero de las que los obligados sean titulares jurídicos, titulares reales, autorizados, representantes, beneficiarios o bien tengan poderes de disposición.

 b) Valores, Seguros o Rentas

Valores o derechos representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica de los que los obligados sean titulares o titulares reales. A título de ejemplo, quedarían incluidos las acciones de sociedades, los bonos o los demás préstamos representados en valores.

Acciones y participaciones en el capital social o fondo patrimonial de instituciones de inversión colectiva situadas en el extranjero, de los que sean titulares jurídicos o titulares reales.

Seguros de vida o invalidez de los que resulten tomadores a 31 de diciembre cuando la entidad aseguradora se encuentre situada en el extranjero.

Rentas temporales o vitalicias como consecuencia de la entrega de un capital en dinero, de derechos de contenido económico o de bienes muebles o inmuebles, a entidades situadas en el extranjero de los que los obligados resulten beneficiarios.

 c) Bienes inmuebles y derechos reales sobre ellos

Bienes inmuebles o derechos reales sobre los mismos que estén situados en el extranjero y de los que los obligados sean titulares jurídicos o titulares reales.

 4- ¿Existen excepciones a la obligación de declarar?

  •  No existe obligación de presentar declaración con carácter general, cuando el conjunto de los bienes y derechos de cada uno de los tres bloques de bienes individualmente considerado no supere los 50.000 euros (es decir, se puede estar exonerado de declarar en un bloque de bienes pero obligado en otro). Para calcular el citado límite se debe tener en cuenta la valoración global de los bienes independientemente del grado de participación de cada obligado.
  •  Quedan exoneradas de la presentación de esta declaración, entre otros supuestos, los bienes y derechos de aquellas entidades que los tengan registrados en su contabilidad de forma individualizada y perfectamente identificada.

 5- ¿En qué plazo debe presentarse la declaración informativa? ¿Se debe declarar todos los años?

 Esta obligación deberá cumplirse entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguientes a aquel al que se refiera la información a suministrar, siendo el 2012 el primer ejercicio que hubo de obligación de información.

 La presentación de la declaración en los años sucesivos sólo será obligatoria cuando cualquiera de los saldos conjuntos de los tres diferentes bloques de bienes anteriormente mencionados, hubiese experimentado un incremento superior a 20.000 euros respecto de los que determinaron la presentación de la última declaración.

En todo caso, en años sucesivos será obligatoria la presentación de la declaración para aquellos bienes ya declarados y respecto a los cuales el contribuyente pierda la condición que determinó en su día la obligación de declarar.

 

6- ¿Qué consecuencias tiene no presentar esta declaración informativa?

Se considera infracción muy grave y se sancionarán conforme a las siguientes reglas:

1.- Incumplimiento de la obligación de informar:

  • Multa de 5000 euros por cada dato o conjunto de datos que hubiera debido incluirse en la declaración o hubieran sido aportados de forma incompleta, inexacta o falta, con un mínimo de 10.000 euros.
  • Multa de 100 euros por cada dato o conjunto de datos con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria.

2.- Ganancia patrimonial no justificada o renta no declarada:

Si no se presenta la declaración informativa y Hacienda descubre los bienes no declarados situados en el extranjero, además de la multa anterior:

  •  Para los titulares, personas físicas, la tenencia del bien o derecho en el extranjero no declarado, tendrá la consideración de ganancia de patrimonio no justificada, que se integrará en la base liquidable general de su renta, del ejercicio más antiguo entre los no prescritos susceptible de regularización.
  • Para los titulares, personas jurídicas, la tenencia del bien o derecho en el extranjero no declarado, tendrá la consideración de una renta no declarada que se imputará al Impuesto sobre Sociedades del período impositivo más antiguo entre los no prescritos susceptible de regularización.

En estos supuestos de ganancias patrimoniales no justificadas, se establece una sanción específica del 150% de la cuota íntegra del IRPF o del impuesto sobre sociedades correspondiente a la mencionada ganancia de patrimonio no justificada.

Si bien esta medida no será de aplicación en el caso que se acredite que la titularidad del bien o derecho se corresponde con rentas declaradas, o bien con rentas obtenidas en un ejercicio en el que no tuviese la condición de contribuyente en IRPF o en Impuesto sobre sociedades.

 Es importante que no pierda de vista esta obligación si tiene bienes en el extranjero que este obligado a declarar, pues el no hacerlo puede derivarle sanciones importantes.

 


¡Comparte esta información en tus redes sociales!
 

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Email
Print