Principales cambios en la reforma fiscal para 2015: IRPF, Sociedades e IVA


Vamos a citar de forma resumida las principales claves de la reforma fiscal aprobada este viernes, y su repercusión en los principales impuestos: el IVA, el IRPF y el impuesto sobre sociedades. Estas medidas surtirán efectos a partir del año próximo, pero lo que si se tiene previsto que se efectué a partir del próximo mes de Julio es reducir las retenciones de aquellos trabajadores autónomos con rentas de hasta 12.000.

IVA  Leve subida en algunos productos y mantenimiento del resto impuestos especiales

Desde el ministerio de Hacienda ese indica que  tan sólo se subirá  los productos sanitarios del 10% al 21% en cumplimiento de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE. Tampoco se apunta cambios sustanciales en Impuestos Especiales ni siquiera para acotar la dispersión autonómica, por tanto desgraciadamente no se aborda las diferencias entre los impuestos sobre sucesiones y donaciones y los de transmisiones patrimoniales…

En concreto, subirán del 10% al 21% los productos que utilizan los hospitales que no afecten a los discapacitados y parece ser que se ‘salvará’ a gafas y lentillas. Los materiales que usan los laboratorios para fabricar medicinas se elevarán del 4% al 21%.

IMP SOCIEDADES Reducción de tipos.

El nuevo Impuesto sobre Sociedades incorpora una bajada de tributación y medidas para fomentar la competitividad de las empresas, y simplificación de las deducciones. El objetivo de la reforma del impuesto es, precisamente, mejorar la competitividad de la empresa española y facilitar su crecimiento para la creación de nuevos empleos.

Con el fin de consolidar la aproximación de la fiscalidad de las empresas españolas a las de los países del entorno, el tipo de gravamen general se reducirá desde el 30 por 100 hasta el 28 por 100, en 2015, y al 25 por 100, en 2016.

En el caso de las Pymes, se mantiene el régimen especial de entidades de reducida dimensión con el tipo del 25 por 100 y otros beneficios como la libertad de amortización. Además, se crea una reserva de nivelación para pymes por la que podrán disfrutar de una minoración del 10 por 100 de la base imponible con un límite de un millón de euros. La cantidad se compensará con bases imponibles negativas en un plazo de cinco años. El tipo de gravamen para Pymes puede reducirse al 22,5 por 100 si se aplica la reserva de nivelación.

Además, se crea una reserva de capitalización empresarial (minoración de otro 10 por 100 de la base imponible por el incremento de fondos propios), por la que el tipo de gravamen de la pyme puede reducirse, aún más, hasta el 20,25 por 100.

Para los nuevos emprendedores, la reforma fiscal mantiene el tipo reducido del 15 por 100 para las empresas de nueva creación, incluido en la Ley de Emprendedores. El tipo se aplica sobre los primeros trescientos mil euros de base imponible y será del 20 por 100 para el exceso de dicho importe durante dos años: el primer ejercicio con base imponible positiva y el siguiente.

Hacienda mantendrá la deducción por reinversión en Sociedades

Pese a que se eliminarán buena parte de las deducciones en el Impuesto de Sociedades, el Gobierno mantendrá la deducción por reinversión en el impuesto sobre sociedades, un beneficio fiscal que la comisión de expertos había recomendado suprimir.

Se mantendrán las deducciones en I+D para las empresas

Hacienda ya ha anunciado a las empresas del sector que desoirá la recomendación de los expertos de suprimir la deducción en I+D en el impuesto sobre sociedades.  El Fisco destaca también el cambio normativo incluido en la Ley de Emprendedores que permite que las deducciones por I+D+i que puedan aplicarse en un ejercicio puedan recuperarse mediante un sistema de devoluciones. En la misma línea recientemente se aprobó para las empresas innovadoras en I+D+i una deducción en la cotización de los trabajadores que hemos comentado en un post anterior.

Nueva vuelta de tuerca a la deducción de gastos financieros.

Para las grandes empresas, la rebaja del tipo nominal del impuesto irá acompañada de más recortes de deducciones, entre las que destacan la de gastos financieros, que se ajustó al 70% en 2012 y que los expertos proponen dejar en el 50%. Se trata de una de las deducciones más importantes, que Hacienda ajustó en 2012.

 

IRPF Rebaja de tipos y tramos

En el impuesto sobre la renta, el Gobierno rebajará de siete a un máximo de cinco el número de tramo, pretende por tanto ser más simple con una rebaja de la tributación en todos ellos. El tipo mínimo de gravamen pasará del 24,75 por 100 al 20 por 100 en 2015, y al 19 por 100, en 2016, cinco puntos menos que en 2011. El tipo máximo de gravamen pasará del 52 por 100 al 47 por 100 en 2015, y al 45 por 100, en 2016 (el mismo tipo que en 2011).

 

Más incentivos fiscales para cargas familiares y de dependencia.

Como instrumento de apoyo a la familia se crean también tres nuevas deducciones que tendrán el carácter de ‘impuestos negativos’. Operarán para familias con hijos dependientes con discapacidad, familias con ascendientes dependientes y familias numerosas (tres o más hijos, o con 2 hijos, uno de los cuales con discapacidad). En cada uno de los casos podrán percibir 1.200 euros anuales, que se podrán recibir de forma anticipada a razón de cien euros mensuales. Estos ‘impuestos negativos’ son acumulables entre sí y al actual, de igual cuantía (cien euros mensuales), que perciben las madres trabajadoras con hijos menores de tres años. La suma de todos los beneficios sociales podría llegar hasta seis mil euros.

En cuanto al ahorro en la RENTA: Se produce fluir hacia los tipos del ahorro del 19% y 21% que había en 2011.

Hacienda mantendrá la dualidad del impuesto y los tipos del ahorro van a confluir hacia el escenario que había en 2011. Desde 2012, existen tres tipos, del 21% hasta plusvalías de 6.000 euros, del 25% entre 6.000 euros y 24.000 euros y del 27% a partir de 24.000 euros.

La tributación del ahorro también se reduce, pero introduciendo progresividad en el tramo superior. La nueva tarifa consta de tres tramos: el primero, hasta seis mil euros, bajará su tributación del 21 por 100 al 20 por 100 en 2015 y al 19 por 100 en 2016; desde seis mil euros hasta cincuenta mil euros, el tipo bajará hasta el 22 por 100 en 2015 y al 21 por 100 en 2016; a partir de cincuenta mil euros, el tipo de gravamen se situará en el 24 por 100 en 2015, y en el 23 por 100, en 2016.

La reforma incorpora también nuevos instrumentos para potenciar el ahorro a medio y largo plazo. Pensando en los pequeños y medianos ahorradores, el Gobierno crea un nuevo instrumento que les dará beneficios fiscales y será una alternativa, o incluso un complemento, a los planes de pensiones u otras formas de ahorro. Así, los nuevos Planes “Ahorro 5” podrán adoptar la forma de cuenta bancaria o seguro, que garanticen la restitución de, al menos del 85 por 100 de la inversión. Los rendimientos generados disfrutarán de exención si la inversión se mantiene un mínimo de cinco años.

Los módulos siguen para quien trabaja con consumidores.  El régimen de módulos de los autónomos se mantendrá para quienes trabajan directamente con el consumidor, es decir, taxis, peluquerías, pequeño comercio, bares y restaurantes, y para agricultura, pesca y transporte ligero, se elimina lo relacionado con la construcción donde considera Hacienda que se produce una importante bolsa de fraude.

El comité de expertos que ha asesorado al Gobierno recomienda que se suprima el controvertido régimen de módulos de los autónomos salvo para niveles de renta muy bajos. La Ley de Lucha contra el Fraude Fiscal limitó el régimen de módulos de los autónomos desde el 1 de enero de 2013, una medida que complementó con el límite del uso de efectivo de 2.500 euros.

 Bajan las retenciones de profesionales y se crea un nuevo tramo.

Hacienda rebajará las retenciones a profesionales y autónomos del 21% al 19% en 2015 para reducirlo aun más en el 2013. Y como hemos anticipado al inicio se creará un nuevo tipo del 15%-160%  para rentas inferiores a 12.000 euros. En el Real Decreto-ley de recortes de julio de 2012 en el que se eliminó la paga de Navidad de los funcionarios y se subió el IVA, el Gobierno elevó del 15% al 21% la retención en el IRPF por rendimientos de actividades profesionales a partir del 1 de septiembre de ese año.

 Estos son los cambios más significativos por lo que respecta a los principales impuestos, a medida que se vaya aprobando la nueva reforma les seguiremos informando de dichas novedades o de los pequeños detalles de la nueva reforma que no han trascendido tanto por ejemplo la indemnización por despido tributará, con un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado o sobre la eliminación de la exención de los 1.500 euros en los dividendos.

 

 


 

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.