Que hacer si hacienda llama a tu puerta?


llamar al timbreEn los últimos días, estamos comprobando que se han intensificado en nuestra provincia el aumento del número de inspecciones, se esta actuando de manera selectiva sobre determinados tipos de actividades, o bien sobre determinadas zonas de la capital, sectores como  las farmacias o los restaurantes y zonas como el PTA son objetivos actuales de la Inspección de hacienda.

En esta noticia, queremos dejarles una serie de pautas sobre cómo actuar en caso de tener una inspección de Hacienda.

Lo primero que tenemos que comunicarles, es  que el procedimiento tributario determina de manera muy clara cuales son las pautas que deben cumplirse y cuales son los derechos y obligaciones de los contribuyentes a la hora de enfrentarse a una inspección fiscal. Cualquier vulneración de esos derechos o cualquier acto que se haga fuera del procedimiento puede ser motivo de anulación de dicha inspección.

El procedimiento inspector más normal, es el llevado a cabo en  las propias  dependencias de la Agencia Tributaria,  el contribuyente recibirá una comunicación por escrito o bien a su dirección electrónica habilitada, que debe de contener todos los datos al respecto  del día, la hora y los documentos a aportar.

Ante esta situación, lo que se debe de hacer es personarse en las dependencias que nos indican y llevar todos los documentos que nos soliciten.

Otra cuestión es la “inspección a domicilio”, es importante conocer los derechos que les asisten en el caso de que se personen en su negocio o empresa.

Para acceder a sus instalaciones, el actuario tributario ha de contar con la autorización para acceder al mismo y en el caso de empresas, esta autorización ha de darse por el representante legal de la misma, no vale que cualquier trabajador permita el acceso al inspector al interior de las instalaciones.

Sin nuestro consentimiento, para que el inspector pueda entrar en nuestro domicilio, deberá aportarnos una autorización judicial para acceder a las instalaciones. El inspector debe entregar, en primer lugar, la notificación del inicio de la inspección. Esta notificación debe contener los datos que antes indicamos, incluso si quiere acceder a los sistemas informáticos ha de indicarse en ese escrito.

Una vez que el representante legal del contribuyente recibe esa notificación puede decidir si permite o no la entrada al inspector para recabar esa información. En el caso de permitir la entrada, el inspector se ha de limitar a hacer las comprobaciones y revisar aquellos elementos que aparecen en la notificación (archivos físicos, informáticos, etc.).

Al final de la misma ha de levantar acta de todo lo realizado y la información obtenida, en ese momento debemos revisar detenidamente dicha acta y firmarla si estamos de acuerdo con ella. Toda actuación realizada o información obtenida que se aparte de lo que se recoge en la notificación entregada antes de la inspección es motivo suficiente para poder solicitar la anulación del acto.

En caso de no permitir el acceso al inspector a las instalaciones, éste ha de limitarse a notificar el inicio de la inspección. A partir de ahí, el inspector puede citar al contribuyente en la Agencia Tributaria para continuar allí con el trámite de inspección o bien irse y solicitar una orden judicial para poder proceder a la inspección “in situ”.

Sin autorización del inspeccionado, la vigente Ley 58/2003, General Tributaria recoge perfectamente en el Artículo 113 que cuando en una actuación inspectora  sea necesario entrar en el domicilio constitucionalmente protegido de un obligado tributario o efectuar registros en el mismo, la Administración tributaria deberá obtener el consentimiento de aquél o la oportuna autorización judicial

Como les comentaba al principio, en la provincia de Málaga, se están intensificando las labores de la inspección en determinadas actividades y lugares, nos hacemos eco de la noticia del diario sur de hace unos días, la cual pueden leer en el siguiente enlace.

http://www.diariosur.es/v/20140321/malaga/agencia-tributaria-intensifica-inspecciones-20140321.html?utm_source=sur.es&utm_medium=rss&utm_content=ultima-rss&utm_campaign=traffic-rss

La relación entre la administración y los contribuyentes, debe de basarse en principios de buena fe y confianza, las buenas prácticas se deben de entender y prestar  tanto por parte de la administración como por parte de las empresas.

Pero a veces en nuestro devenir diario vemos que no todo es tan bonito como se nos pretende hacer ver y la administración está actuando con más ahínco en estos difíciles tiempos, aumentando el número de inspecciones y utilizará todas las herramientas en su mano para detectar las bolsas de fraude en sus sectores objetivo. Por lo que es muy importante que conozcan cuales son los derechos que les asisten y sean conocedores de hasta dónde va a poder llegar y como,  un inspector de hacienda y que le van a poder decir en el caso de que llame a su puerta.


¡Comparte esta información en tus redes sociales!
 

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Email
Print