¿Sabe Hacienda que hay crisis?


Seguro que estos años, alguna que otra vez  alguien de ustedes se ha planteado esa cuestión, a tenor de alguno  de los cambios normativos y de las nuevas conductas de nuestra administración.

Si hay un sector afectado especialmente por la crisis es el sector inmobiliario, los precios de las viviendas bajan, y los impuestos que gravan determinadas operaciones sobre este sector no.

Todas las estadísticas sobre el precio de la vivienda señalan una caída continua desde el año 2008 hasta ahora y no se ve un cambio de tendencia a corto plazo, pero sin embargo, los impuestos ligados a la titularidad o transmisión de viviendas, y de inmuebles en general, no han bajado.

El caso más llamativo son los impuestos derivados de la venta de un bien, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, entre ellos. Las comunidades autónomas,  tienen cedida la gestión de este impuesto, es decir  son las competentes para recaudar este tributo, tienen la facultad legal de fijar unos valores de referencia sobre los cuales exigen los impuestos con independencia del valor que se haya acordado entre comprador y vendedor. La Ley General Tributaria contempla este medio de valoración y los Tribunales están considerando como bien motivadas las valoraciones resultantes.

Estos valores de referencia, pueden llegar a multiplicar por dos o tres el valor catastral, y se han mantenido prácticamente constantes desde 2008, de manera que las haciendas autonómicas no los han adaptado a la situación de un mercado que continúa a la baja.

Son muchos los ciudadanos que se están viendo sorprendidos por liquidaciones complementarias que incrementan el valor escriturado hasta en un 50%, cuando el precio real de la operación que es el que debería quedar gravado es otro muy inferior.

Y no nos podemos olvidar de la hacienda local,  el IBI, que se basa en los valores catastrales, que no han sido corregidos tampoco a la baja y cuyo tipo impositivo ha sido igualmente incrementado.

Para poder oponernos a la liquidación que practicará Hacienda en estos casos, hay que empezar por buscar la ayuda de , un profesional que nos oriente sobre las posibilidades de éxito de un recurso que se base en la falta de idoneidad jurídica del sistema de valoración. Y en caso de que no sea posible atacar el medio de valoración, será imprescindible conseguir un informe de un perito que acredite que el valor fijado por las partes en la compraventa es el de mercado o real.

Son muchas las voces que reclaman modificaciones en los valores de referencia aplicados por estas administraciones, y que se ajusten a la realidad de la situación, para evitar que el ciudadano no se vea indefenso por pagar unos impuestos sobre unos precios que  no ha pagado.


 

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies