¿Adiós a las sociedades civiles?


imagen s civil
En su día ya hablamos sobre este asunto que se introdujo en la Ley de Impuesto de sociedades 27/2014 de 27 de noviembre, comunicando el cambio que se iba a producir en las sociedades civiles. Queremos ahora que queda poco para su entrada en vigor, ya que está previsto su efecto desde el 1 de enero del 2016, profundizar en estos cambios:  las sociedades civiles con objeto mercantil van a estar sujetas al Impuesto de sociedades, en lugar de la situación actual donde las sociedades como entidades en régimen de atribución de rentas,  suponía que los  que tributaban en rendimientos obtenidos por los socios se declaran individualmente por cada uno de ellos en su IRPF, en la proporción correspondiente a su participación en la S.C

¿Qué ventajas o desventajas tiene este cambio para los socios de una sociedad civil?

La más evidente es como hemos dicho el cambio en la tributación de la sociedad mediante el Impuesto de Sociedades, las rentas tributarán sí o sí a un tipo fijo, el correspondiente al citado impuesto y para el caso concreto de las sociedades civil, al tipo fijo del 25%, a diferencia de lo que ocurría actualmente con la tributación por IRPF, ya que éste se trata de un impuesto progresivo y por ello el tipo va ascendiendo según se gane más. Conforme a ello entenderemos que aquellos socios cuyo tipo efectivo en el IRPF es inferior al 25% (es decir, que reciben ingresos que hacen que su escala de aplicación del I.R.P.F. progresivo les dé como resultado una media de menos de 25%) tributarán por un tipo superior al que venían haciéndolo actualmente.

Además hay que tener en cuenta que con este nuevo cambio, hay que indicar que la obtención de esas ganancias tributará si se reparten y otorgan al socio.

Esto significa,  salvo que en la normativa de desarrollo de esta reforma fiscal se establezca lo contrario, que además cuando el socio extraiga los beneficios de la sociedad y los incorpora a su propio patrimonio, se consideran ingresos percibidos por el mismo (ya sea en forma de dividendos o de otros modos), debiendo tributar él personalmente en sus declaraciones por dichos capitales, en este caso vía su declaración de IRPF.

¿Qué decisión tomar sobre si optar por una sociedad limitada o civil?

A priori puede parecer que casi siempre será más interesante montar un negocio a través de una S.L. que a través de una S.C. Si ambas van a pagar los mismos impuestos, si la responsabilidad en una S.L. es limitada y en una S.C. es ilimitada y si los trámites de crear una S.L. se simplifican y abaratan no tendría mucho sentido optar por una Sociedad Civil.

Las S.L. siguen estando obligadas a presentar cuentas anuales y libros contables en el Registro Mercantil y las S.C. no, por tanto hay un pequeño coste menor, pero no creo que este punto pueda ser determinante. Por otro lado queda por ver si el cambio fiscal no obliga a las S.C. a llevar una contabilidad normalizada, que hasta ahora no se contemplaba.

En resumen, quien se decide a constituir una Sociedad Civil, sabe que tiene menor coste de constitución, una mayor simplicidad en la gestión contable y tributaria, permite acceder a ventajas para emprendedores como la capitalización de la prestación por desempleo y posible subvenciones de establecimiento como autónomo. Además es posible cotizar por la cuota mínima del Régimen de Autónomos y aplicar la “tarifa plana” cumpliendo los requisitos.

Mientras que quien se decide a constituir una Sociedad Limitada, se limita la responsabilidad de los socios al capital social aportado. Los costes de constitución son mayores, igual que las cuotas mínimas en seguridad social de los autónomos societarios.

Sea como fuere lo que está claro es que esta modificación en la fiscalidad es suficientemente notable como para que haya que plantearse muy seriamente si interesa desarrollar o mantener una actividad económica a través de una sociedad civil, lo que podría dejar esta modalidad de empresa en totalmente residual, por ello aconsejamos que se sopesen los pros y los contras, y en caso de duda se ponga en contacto con su asesor.

¿Qué opciones se tienen ante este cambio tributario?

Como todo cambio tributario, es complejo realizarlo e implementarlo de un día para otro, por lo que se requiere incorporar un régimen transitorio en el IRPF que regule la traslación de este tipo de entidades como contribuyentes del IRPF a contribuyentes del IS.

Como opciones posibles, se tiene la aceptación del nuevo régimen tributario, adaptando la contabilidad y tributación al mismo, o en su caso, disolver la sociedad civil a fin de finalizar la actividad o retomarla pero con otra forma societaria que nos resulte más beneficiosa para la actividad desarrollada en nuestro caso.

¿Qué puedo hacer si no me interesa aplicar este cambio tributario?

Para ello se ha establecido un régimen transitorio en el IRPF que regule la traslación de este tipo de entidades como contribuyentes del IRPF a contribuyentes del IS, o en su caso habilitar un régimen especial de disolución y liquidación.

  • Los socios, personas físicas, de sociedades civiles que pasen a tributar por el Impuesto sobre Sociedades podrán seguir aplicando las deducciones en la cuota íntegra por actividades económicas (artículo 68.2 de esta Ley),  que estuviesen pendientes de aplicación a 1 de enero de 2016, con los límites previstos en Renta.

(Modificación de la redacción del artículo 8.3 y DT trigésima  LIRPF).

  • Por otro lado, se  habilita un régimen especial de disolución y liquidación, con beneficios fiscales,  para aquellas sociedades civiles que a consecuencia de la Reforma pasan a ser sujetos pasivos del Impuesto sobre  Sociedades y no deseen hacerlo.

En estos casos, acordada por la entidad su disolución y liquidación se continuará aplicando el régimen de atribución de rentas hasta la liquidación sin que la sociedad civil llegue a adquirir la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades. El acuerdo de disolución con liquidación debe adoptarse en el primer semestre de 2016 y la sociedad se extinguirá en el plazo de 6 meses desde que se adopte el acuerdo.

Tratamiento fiscal de la liquidación:

  • Exención del ITP Y AJD.
  • No se devengará el Impuesto IVTNU con ocasión de las adjudicaciones a los socios de inmuebles de naturaleza urbana. En la posterior transmisión se entenderá que estos fueron adquiridos en la fecha en que lo fueron por la sociedad que se extinga.
  • En el IRPF, IS y el IRNR de los socios sólo se tributará en el momento de la liquidación cuando se perciba dinero o créditos, en otro caso se difiere la tributación al momento en que se transmitan los demás elementos que hayan sido adjudicados al socio. Así:
V. adquisición + V. titularidad + deudas adjudicadas – créditos y dinero adjudicados = Resultado

Resultado < 0  Su importe será ganancia patrimonial o renta y el resto de elementos adjudicados que no son créditos ni dinero, tendrán valor de adquisición 0.

Resultado = 0   No hay ganancia ni pérdida patrimonial, ni en su caso renta.   Además el resto de elementos adjudicados que no son créditos ni dinero, tendrán valor de adquisición 0.

Resultado > 0   No hay ganancia ni pérdida patrimonial, ni en su caso renta,  y el resultado positivo se distribuirá entre el resto de elementos adjudicados, no créditos ni dinero,  en función del valor de mercado que resulte del balance final de liquidación de la sociedad que se extingue.

En la posterior transmisión se entenderá que estos fueron adquiridos en la fecha en que lo fueron por la sociedad que se extinga.

Si no se acordara la disolución y liquidación o no se cumplieran los plazos, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades desde 1 de enero de 2016 y no resultará de aplicación el citado régimen de atribución de rentas.
(Nuevo contenido de la  DT decimonovena LIRPF)

 


Comentarios y Respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies