Cuando vendo mi casa? En 2014 o en 2015.


cartel-se-vendeSi esta usted pensando vender una vivienda, deberá tener en cuenta una importante novedad fiscal que entrará en vigor el próximo ejercicio 2015, el coste fiscal de realizar esa operación este año y no el siguiente puede ser más costoso que lo que parece a priori.

La reforma fiscal que entrará en vigor a partir del 2015 y se aplicará de forma gradual hasta el 2016 supone cambios muy importantes en relación a la tributación de las ganancias patrimoniales.

Una de las medidas de la reforma fiscal es la disminución de los tipos que se aplican a las ganancias patrimoniales. Ahora mismo, el porcentaje al que tributan este tipo de plusvalías el del 21% para los primeros 6.000 euros ganados, del 25% hasta los 24.000 y al 27% a partir de esa cantidad. El gobierno ha anunciado que, tras la entrada en vigor de la reforma, los tipos bajarán hasta el 20% en el primer caso, 22% para los beneficios de hasta 50.000 euros y 24% a partir de esa cifra.

Esta disminución de los tipos de gravamen lleva aparejada consigo un cambio mucho más importante y que va a elevar en la mayoría de los casos la factura fiscal del contribuyente.

El cambio principal, es la eliminación de los coeficientes de inflación y abatimiento a la hora de comprar y vender un bien inmueble. La existencia hasta ahora de estos coeficientes permitía disminuir la plusvalía patrimonial derivada del paso del tiempo a la hora de rendir cuentas ante Hacienda.

Debido a la inflación, las viviendas experimentan aumentos de precio importantes a medida que pasan los años. El coeficiente de inflación evita pagar por estas revalorizaciones y ajustar la tributación al valor real del inmueble.

Por otra parte, hasta este momento se han estado aplicando coeficientes de abatimiento a aquellas viviendas adquiridas antes del año 1994 para rebajar más la cantidad a pagar por las revalorizaciones de los inmuebles de más antigüedad. Los propietarios de viviendas adquiridas antes de esa fecha no podrán, a partir de enero, acceder a deducciones por las plusvalías de su vivienda entre la fecha de compra y el 19 de enero del 2006 como ocurre ahora.

Es decir, aquel propietario que haya adquirido un inmueble en el año 1985 y, al venderlo, haya adquirido una ganancia patrimonial de 180.000 euros simplemente por la diferencia de precios, no podrá reducir la cantidad de dicha ganancia que tributará. La cantidad total por la que tendrá que pagar será de los 180.000 euros de plusvalía al completo.

La supresión de estos dos coeficientes tiene un impacto tan grande a la hora de hacer la Declaración de La Renta para sus propietarios que la rebaja de los tipos no supone ninguna ventaja y pasa completamente desapercibida. Supone un aumento muy grande en los impuestos que tendrán que pagar este tipo de contribuyentes.

 

Aquellos que podrán beneficiarse de la rebaja de los tipos aplicados a las plusvalías patrimoniales son los compradores más recientes de viviendas. Al no poder beneficiarse de los coeficientes de abatimiento, únicamente estarán afectados por la rebaja, positiva para ellos, de los tipos.

Estas medidas tendrán una importante influencia en las compras y ventas que se produzcan de aquí al último día de este año. Los propietarios de viviendas afectadas se verán en la necesidad de vender lo antes posible para evitar comenzar el año sin haberlo hecho, y los compradores por su parte tienen una nueva herramienta de presión para ajustar el precio final.

Si estás pensando en vender tu vivienda, ten en cuenta que la reforma fiscal provocará que la diferencia entre hacerlo el 31 de diciembre o el 1 de enero sea mucho más que notable.

Tras la publicación de este post, ha habido una variación que pasamos a reseñar y es que al límite del plazo legal, se ha introducido una enmienda en la reforma fiscal, que actualmente se tramita en el Senado, Hacienda reformula su polémica decisión de eliminar los coeficientes de abatimiento, tras múltiples presiones, Hacienda finalmente ha aceptado mantener los coeficientes de abatimiento, aunque con un límite de 400.000 euros.

Los coeficientes de abatimiento, que se introdujeron en 1992 y se eliminaron parcialmente en 2006, permiten reducir la plusvalía generada entre la fecha de compra de la vivienda y el 19 de enero de 2006. Y solo para bienes adquiridos antes de 1994. El porcentaje de reducción es del 11,11% para activos comprados entre 1993 y 1994, y aumenta progresivamente hasta alcanzar el 100% para bienes adquiridos antes del 1 de diciembre de 1986. La reducción también se establecía para las acciones con un 25% de reducción y del 14,28% para los otros bienes.

Pero sin embargo, las enmiendas presentadas mantienen la desaparición de la otra bonificación fiscal que eliminaba la reforma que eran los coeficientes de corrección monetaria, a pesar de ser esta una medida muy criticada por los expertos debidos a que estos indicadores eliminaban el efecto de la inflación sobre la revalorización de los inmuebles usados que se vendían.


Etiquetas: ,

Comentarios y Respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies