Las nuevas actuaciones de la Inspección de Trabajo.


En este mes de vacaciones que está a punto de terminar, más de un empresario se ha llevado algún que otro susto. El nuevo gobierno ha elaborado un serio plan de actuación de diferentes medidas contra el fraude, el cual ha denominado “Plan director por un trabajo Digno”, y de la batería de medidas inspectoras a llevar a cabo, se han puesto ya en marcha varias de ellas en este periodo estival.

Este Plan se compone de 75 medidas operativas y organizativas, orientadas a luchar contra el abuso y el fraude en la utilización de los contratos temporales, contratos a tiempo parcial, los excesos de jornadas y horas extraordinarias no pagadas, e incumplimientos en materia salarial.

Asimismo, promoverá la igualdad y la regularización de los falsos autónomos, entre otras figuras.

El plan incluye dos planes de choque, uno contra el fraude en la contratación temporal y otro contra la utilización irregular de la contratación a tiempo parcial, con el fin de conseguir la regularización de situaciones fraudulentas entre ellas la mala utilización del régimen de autónomos cuando en realidad se trate de una relación laboral.

Aunque las medidas serán implementadas en el corto y medio plazo, ambos planes disponen de acciones inmediatas en sus ámbitos de actuación, que comienzan el 1 de agosto y finalizan el 31 de diciembre.

En el marco de estas actuaciones, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha enviado en tan sólo dos días 13 y 14 de agosto más de 22.000 advertencias a empresas por incumplir presuntamente los límites fijados legalmente para los contratos eventuales, según ha informado la semana pasada el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Según la legislación, se pueden realizar contratos temporales eventuales por una duración tope de 12 meses en un periodo de 18 meses, es decir, que en 18 meses un trabajador al que se le efectúe este contrato sólo podrá trabajar un máximo de 12.

Las advertencias a las empresas también están siendo dirigidas hacia la búsqueda de la mala utilización del contrato a tiempo parcial, regularizando los contratos en las horas realmente trabajadas.

Estas actuaciones van como les decimos dirigidas a  frenar el abuso y fraude en la contratación temporal y a tiempo parcial, combatir la economía sumergida e incluye también medidas para la promoción de la igualdad y para regularizar la situación de los falsos becarios y los falsos autónomos.

Gracias a nuevas herramientas que se han puesto en marcha recientemente y que permiten el cruce de datos fiscales y de la Seguridad Social, la Inspección ha tenido constancia de estas prácticas fraudulentas, y ha pasado a la acción. El objetivo de estas comunicaciones es que las empresas regularicen la situación de los trabajadores afectados.

Ahora bien, si en el plazo de un mes desde el envío de estas comunicaciones, la Inspección de Trabajo observa que no se han repuesto los derechos vulnerados de los trabajadores o la empresa ha extinguido los contratos en fraude de ley, enviará a estas compañías a inspectores y subinspectores para que comprueben directamente qué ha sucedido, y exijan, en su caso, las responsabilidades legales que correspondan.

Se acerca pues un nuevo curso animado y un otoño caliente, si su empresa ha sido una de las que ha sido invitada a regularizar alguna situación laboral anómala y cree que puede encontrarse desinformado, desde CRC Consultores estaremos como siempre a su disposición para poder asesorarle.


 

Etiquetas: , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies