¿Serán deducibles los intereses de demora en el impuesto de sociedades?


Gastos-deduciblesEs frecuente la confusión que nos producen los términos intereses de demora, recargos y sanciones, conceptos definidos en nuestra ley general tributaria que nos resultan por un lado muy familiares si alguna vez hemos ingresado una cantidad fuera de plazo, hemos solicitado un aplazamiento o bien nos hemos olvidado de presentar alguna declaración, pero nos generan sus dudas su consideración como gasto deducible o no.

Hasta la fecha la normativa fiscal era clara en el artículo 14 de la ley del impuesto de sociedades consideraba únicamente como gastos no deducibles “Las multas y sanciones penales y administrativas, el recargo de apremio y el recargo por presentación fuera de plazo de declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones”.

NO DEDUCIBLES DEDUCIBLES
MULTAS INTERESES DE DEMORA
SANCIONES INTERESES FRACCIONAMIENTO
RECARGOS DE APREMIO INTERESES DE APLAZAMIENTO
RECARGOS PRESENTACION FUERA DE PLAZO INTERESES DERIVADOS ACTAS DE INSPECCION

Y conforme a ello tenían un  carácter deducible los intereses de demora pues los mismos se aplican como consecuencia de no ingresar la deuda en plazo voluntario no teniendo un carácter sancionador, lo que implicaba que se consideraran deducibles. Estos intereses o recargos de moro eran principalmente:

  1. Los intereses correspondientes a aplazamientos y fraccionamientos solicitados (debidamente concedidos) en período voluntario o en ejecutiva. También los producidos por la suspensión de la ejecución del acto administrativo por reclamaciones o recursos.
  2. Los intereses derivados de actas de inspección contabilizados como gasto son fiscalmente deducibles en ese ejercicio, en la medida en que el gasto se produce como consecuencia de la liquidación realizada por la Administración tributaria.

A raíz de ello y tradicionalmente el TEAC había venido admitiendo la deducibilidad en el IS de los intereses de demora liquidados por la Administración, condicionando ésta tan sólo a cumplir el requisito de contabilización.

Sin embargo, el citado órgano ha cambiaado su criterio mediante resolución de fecha 7 de mayo de 2015, mediante la que adapta su criterio auspiciado por el Tribunal Supremo en su resolución de fecha 25/2/2010. La resolución del TEAC reproduce fragmentos de dicha sentencia a los que, manifiesta, se adhiere, entre los que podemos destacar:

“(…) Los intereses de demora no son deducibles, pues tienen carácter indemnizatorio y no pueden considerarse ni gasto necesario ni tampoco que deriven de un pacto con la Hacienda Pública”.

(…) si la función de los intereses de demora es compensar el tiempo en el que la Administración Tributaria no ha podido disponer de las sumas que debieron ser objeto de retención, de aceptarse el carácter de gastos necesarios, desaparecería la función llamada a cumplir por estos intereses, pues la deducción como gasto tendría por efecto el descompensar la situación que precisamente trata de corregir los intereses de demora.

(…) no pueden tener la consideración de gastos deducibles los intereses de demora, en este caso derivados de un acta de inspección, en tanto no son necesarios los gastos derivados de una situación de incumplimiento de una norma. Lo que resulta acorde con el principio general de la no admisibilidad de que para obtener ingresos sean necesarios gastos que deriven de una infracción de ley. Repugna al principio de Justicia, consagrado en el art º 1 de la CE (RCL 1978, 2836), que el autor de un acto contrario al ordenamiento jurídico obtenga un beneficio o ventaja del mismo. Por ello, como presupuesto primero e ineludible para determinar si un gasto es o no fiscalmente deducible, se exige que el gasto no esté prohibido normativamente o que derive de un acto ilícito; de suerte que resulta inútil entrar a examinar fiscalmente la deducibilidad fiscal del gasto si procede del incumplimiento de una norma, por prohibición o por contravención.”

En consecuencia, ¿se aplicará a los intereses de demora en los fraccionamientos o aplazamientos? Entiendo que no ya que en este caso estos intereses equivalente a los intereses que concede cualquier préstamo bancario.

¿Se aplicara a todas las liquidaciones de la AEAT en todas sus comprobaciones: comprobaciones limitadas, verificaciones de datos? Presumiblemente si por asimilación con la resolución del TEAC. Por tanto como suele pasar en estos casos, habrá mucho más inseguridad jurídica y diversas interpretaciones contradictorias.

 


 

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies