Y si recibimos una notificación de Hacienda en agosto


Está finalizando el verano y las empresas están volviendo de sus vacaciones y pueden encontrarse con la posibilidad de haber recibido una notificación de Hacienda a través de su buzón electrónico y se le ha informado que dispone de diez días para acceder a ella, transcurrido dicho plazo, la notificación se entiende practicada.

La Agencia tributaria no cierra y es por tanto, en el periodo de vacaciones cuando  hay que vigilar que pueda llegar alguna notificación y evitar que se pasen los plazos para recurrir, creemos conveniente a pesar que desde el despacho se informo en su día de esta circunstancia repasar este procedimiento que no solamente afecta a las sociedades sino a entidades sin personalidad jurídica como asociaciones o comunidad de propietarios.

Para esta situación, la Agencia Tributaria, ofrece a las pymes elegir unos días de vacaciones o de cortesía -como Hacienda los denomina-, en los cuales las pymes no recibirán notificaciones de Hacienda. Los profesionales autónomos y empresas pueden elegir un máximo de 30 días naturales cada año (consecutivos o no) para no recibir notificaciones de la Dirección Electrónica Habilitada (DEH). Aunque en el caso del colectivo de autónomos estos envíos son de carácter voluntario, la habilitación para cada contribuyente se lleva a cabo a través de un buzón, mediante el cual tiene acceso a dichas notificaciones.

Estos 30 días son de libre elección, con el único requisito de solicitarlos con una antelación mínima de 7 días naturales al primer día en que vaya a surtir efecto, sin necesidad de agrupar un mínimo de días.

El proceso de selección de los días de cortesía, debe realizarse a través de la sede electrónica de la agencia tributaria a través de este enlace “Solicitud de días en los que no se pondrán notificaciones en Dirección Electrónica Habilitada”. Cuando dichos «días de cortesía», resulten incompatibles con la inmediatez o celeridad que requiera la actuación administrativa para asegurar su eficacia, la Agencia Tributaria podrá notificarte por los medios tradicionales, es decir, en formato papel.

Recomendaciones

Tenga en cuenta que no son días inhábiles, es decir, no se descuentan si ya se ha puesto la notificación en la dirección electrónica habilitada.

Por tanto recomendamos señalar siempre unos días antes del periodo vacacional (en torno a 5 días) debido a que si se recibe una notificación justo el día antes de irnos de vacaciones, esto le generará el trastorno de tener que modificar sus vacaciones para preparar la documentación necesaria para contestar la notificación.

Por ejemplo, imaginemos que queremos irnos la segunda quincena de agosto, en este caso escogeremos como días de cortesía los comprendidos entre el día 10 de agosto hasta el día 27 de agosto por ejemplo, de esta forma nos aseguramos el poder contestar una notificación recibida el día 9 de agosto o el 28 de agosto, ya que en el primer caso tenemos hasta el 15 de agosto para preparar la documentación y si la recibimos el 28 de agosto igualmente estaremos en plazo de recogerla.

Puede realizar las combinaciones que más se ajusten a tus necesidades, teniendo en cuenta que durante los diez días que permanece la notificación a tu disposición, lo mismo da descargarla el primer día que el último. Y que puede ajustar estos 30 días en varios períodos ajustándolos a sus vacaciones previstas.

¿Y si soy persona física y las notificaciones son en mi domicilio? Cuando Hacienda envía una notificación tributaria al domicilio del contribuyente y éste está ausente, AEAT la considera notificada a todos los efectos, después del segundo intento de entrega. El problema que plantea este hecho es que para cuando el contribuyente se entere de la notificación, ya no esté en plazo recurrir y no pueda defenderse.

No obstante, de estas consideraciones el Tribunal Supremo en una sentencia del 13 de mayo de 2015 sale en defensa del contribuyente contra la práctica de las notificaciones estivales. Con dicha sentencia se abre la puerta a que puedan ser impugnadas por los contribuyentes independientemente de que se hayan realizado cumpliendo todos los requisitos formales.

Pero esta sentencia no anula la posibilidad de que la Agencia Tributaria envié notificaciones durante el mes que nos encontremos de vacaciones,  sino que éste puede no dar validez a notificaciones realizadas en este mes en cuestión y en el domicilio del interesado, cuando en virtud de las circunstancias concurrentes se llegue a la convicción de que la notificación no ha llegado a conocimiento del interesado

 


 

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios y Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies